Cerrar Publicidad (10s)

La investigación realizada por la comisión investigadora determinada para aclarar la resolución Nº 3-2017, emitida con fecha 6 de marzo de 2017, denunciada por el intendente (s) del Biobío, Enrique Inostroza Sanhueza, el 27 de febrero de 2017, quien pidió evacuar un informe luego de recibir la denuncia que voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Coronel efectuaron cobros por labores de combate de incendio en la Papelera Concepción el 15 de enero pasado.

A raíz de esta situación entre el miércoles 8 de marzo y el viernes 10 del mismo mes, la comisión integrada por Arnaldo Roa Ramírez, presidente de Bomberos de la provincia de Concepción; Alejandro Figueroa Montaldo, abogado integrante del departamento jurídico y Juan Leal Gutiérrez, contralor interno de Bomberos de Chile, se establecieron en el Biobío para indagar.

Las primeras diligencias fueron entrevistar a 10 personas, entre ellas y la principal Fabián Villablanca Peralta, superintendente de Bomberos de Coronel. Los demás fueron Carlos Cifuentes Luna, director de la primera compañía de esa comuna y Mario Ferreira Sáez, director de la segunda compañía, ambos en calidad de suspendidos, sanción dictada por Villablanca.

La comisión entrevistó además a Mauricio Silva, gerente de la Planta Forestal y Papelera Concepción, responsable de los pagos. Cristián Zepeda Venegas, gerente de área Coronel de la sanitaria Essbio, quienes recibieron el cobro elevado por un servicio prestado y que se debe aclarar aún.

También a los superintendentes de Concepción y Talcahuano, Jorge Zúñiga Araneda y Rubén Panes Bunster, además de José Pedreros Moreno, Sergio Muñoz Ibáñez, 1er y 2do comandante de Concepción, y por último a Paolo Fregonara Bermúdez, segundo comandante de Talcahuano. Todos ellos porque Villablanca los mencionó como testigos de la negociación para efectuar el cobro, lo que finalmente era falso.

Luego de esas entrevistas, procedió la revisión de las cuentas corrientes del cuerpo de Bomberos de Coronel. La entidad funciona con dos cuentas, una para aportes recibidos por el fisco y la segunda para donaciones otorgadas por privados.

En la N°53900051936 del Banco Estado (la de donaciones o fondos propios), al 6 de marzo habían $15.774.416, cifra que aumentó el 24 de marzo, tras una transferencia electrónica de la Forestal y Papelera Concepción. Al 27 de marzo, vuelve a aumentar la cuenta, toda vez que la misma firma depositara un cheque por 26 millones de pesos.

En la documentación financiera los ingresos se justifican de manera irrregular. Fabián Villablanca Peralta y el Tesorero general del cuerpo de Bomberos extienden un certificado de donación informal, sin folio ni timbre del Servicio de Impuestos Internos a nombre de la Papelera por $40.000.000. Acto seguido, emiten la factura número 7 por $19.040.000 por la glosa “servicios especiales de agua, para labores de remoción, extinción y finiquito total de las materias primas afectadas por el fuego”.

Para aclarar esta situación se tomó contacto con la empresa desde donde declinaron referirse al tema, sin aclarar el porqué recibieron un certificado irregular. Si se confirmó que ellos efectivamente pagaron el monto total de 56 millones de pesos al Cuerpo de Bomberos de Coronel.

Al avanzar en los meses de febrero y marzo la comisión se encuentra con la sorpresa que el Cuerpo de Bomberos de Coronel efectuó una serie de pagos mediante boletas de honorarios.

El voluntario que más boletas emitió fue el bombero Cristián Millar Dávila: dispuso 9 documentos, de la 68 a la 75 correlativos, cobrando un total bruto de $2.595.200. Se detalla que él facilitó boletas, en teoría ideológicamente falsas, ya que otros cumplieron la labor; se trata de Gabriel Busto, Cristián Maldonado, Óscar Martínez, Bastián Bernal, Francisca Maldonado, Patricio Cerda, Gian Merello, Carlos Sáez, José Febrero e Ignacio Monsalve.

El capitán Alexis Riffo Rojas emitió dos boletas de honorario, la 17 y la 18 por un total de $538.000 pesos, la primera en representación de Felipe Berrio, la segunda, suya. El bombero Alejandro Montecinos Leal rindió sus boletas 23 y 24 por $630.000, la segunda facilitada a Mirto Alarcón.

La más alta está signada con el número 1, lo que vale decir que es la primera boleta de honorarios emitida en su vida por Fabián Villablanca Peralta, de grado superintendente, por un total de $1.152.000, recibiendo un monto líquido de 1.036.000.

Los otros montos que superan el millón de pesos cobrado son por parte de Ángel Cuevas Carrasco con $1.033.332 pesos brutos, que irían a parar a nombre de Daniela Cerda, secretaria general del cuerpo de Bomberos. El voluntario Sergio Poblete del Río, con ganancia bruta de $1.122.800. Por último Jorge Peña Jiménez con $1.119.340.

El restante se complementa con 12 boletas individuales, con un monto total de $5.207.139 emitidas por Lorenzo Chamorro Moncada, Cristian Soto Salazar, Mauricio Sánchez Silva, Jairo Vega Rodriguez, René Peña San Martín, Milton Hidalgo Antinao, Ángelo Jara Granfeldt, Marilyn Torres Ibacache, Leslie Monsalve Aravena (en representación de Roberto Monsalve), Luis Astete Román, Luis Quiroz Azúa y Carlos Rodriguez Castro.

En total, estas 30 personas, en su mayoría vinculados a las séptima compañía de bomberos de Coronel, de los 56 millones de pesos recibieron en total $14.279.211 brutos. La lógica indica que el valor pagado dependía de las horas trabajadas en la emergencia que duró 3 días en liquidarla.

Hay un caso que se pudo comprobar, el de la voluntaria Jocelyn Venegas que no aceptó el pago de $135.000 devolviendo el dinero a la misma cuenta corriente perteneciente al cuerpo coronelino que le había transferido el monto.

Por motivos que aún son investigados, de la cuenta corriente de donaciones y recursos propios entre enero y marzo se transfirieron $27.000.000 a la cuenta de aportes estatales que maneja el mismo cuerpo de bomberos.

Como conclusión, la comisión investigadora concluye expresamente que “el Superintendente de Bomberos de Coronel señor Fabián Villablanca Peralta y parte de los integrantes de su directorio general infringieron gravemente lo dispuesto en el artículo N°2 de la Ley N°20.564 Marco de Bomberos de Chile dado que cobraron a la empresa Forestal y Papelera Concepción por la atención de un servicio de emergencia por incendio, en consecuencia el mencionado artículo establece claramente que estas emergencias se deben atender de manera gratuita y voluntariamente”.

La comisión señala además que el propio superintendente cuestionado declaró (cuestión que negó) que esos actos serían reiterados. Los mismos concluyen que la sanción de suspensión por 30 dias a los directores de la primera y segunda compañía, quienes denunciaron el hecho, es improcedente por lo que se les levantó el castigo.

Finalmente se solicita iniciar las acciones para que los 30 voluntarios antes individualizados restituyan los dineros adquiridos de manera irregular, para que sean devueltos íntegramente a la empresa que se le cobró por un servicio que ante la ley es gratuito.

Cargando más noticias...