Foto Metro PR

Encontrar países en el mundo sin ejércitos, no es imposible, pero si difícil, es que no son muchas las naciones que han decidido dejar de lado sus fuerzas armadas. En Latinoamérica, existe un ejemplo que celebra nada menos que 70 años desde que se decidió terminar con su ejército.

Se trata de Costa Rica, país centroamericano que simplemente no tiene fuerzas armadas, algo que no ha sido del todo negativo para la nación. La Universidad de Costa Rica, estableció a través de un estudio que la salud y educación se vieron altamente beneficiadas en los últimos 70 años, tras la decisión.

Incluso en los últimos años la inversión social en Costa Rica se multiplicó cinco veces, el Producto Interno Bruto pasó nada menos que del 2,6% al 13,4%. Mientras que la inversión en educación aumentó un 35%, triplicando las escuelas en el país.

La inversión en salud también se triplicó en el país, todo esto beneficiado por el PIB, aunque los expertos atribuyen esta mejora directamente al hecho que se terminara con el gasto a las fuerzas armadas, algo que se determinó por el presidente José Figueres en 1948.