Carlos Fica, por una experiencia familiar quería ingresar al Ejército de Chile. De hecho, el 10 de abril pasado, ingresó al destacamento 17 del Regimiento de Los Ángeles, tras pasar con éxito su postulación voluntaria.

Transcurridos dos meses comenzaron sus problemas. “Del segundo mes en adelante descubrieron por la sección segunda que es la que investiga a los soldados, y a todos los integrantes del Ejército, de que yo tenía un personaje transformista, y después de eso comenzó el acoso de que tenía que borrar las redes sociales de transformista que tenía”.

El conscripto Fica guardaba en su privacidad su orientación sexual, pero públicamente en redes sociales con perfiles de facebook e instagram se mostraba bajo el nombre de Francisca Analia. En junio la situación llegó a oídos del teniente que estaba a cargo del escalafón.

Relata Fica que un día previo a salir de franco, con los compañeros, entre los cuales había otro soldado homosexual, se estaban poniendo de acuerdo para ir a una discotheque, cuando delante de todos le preguntó si iba a ir de hombre o de mujer. Allí partió todo.

A los días, asegura Fica, aparece una denuncia en su contra de por un presunto acoso sexual contra un compañero en una noche de guardia, acusándolo de realizar tocaciones indebidas. El hecho terminó con una denuncia en la PDI, y asegura el afectado, que todo fue descartado porque era falso.

Debió tomar consulta con un especialista. “El psicólogo me recomendó que mejor no siguiera en el Ejército porque las ganas y el ánimo ya no estaban”, recordó.

Al tiempo llegó a su domicilio una notificación. “Me llegó una carta a la casa y que tal día y tal hora tenía que estar firmando la baja”.

Discriminación y apoyo del Movilh

El joven consiguió el apoyo del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) y su abogada, Paola Laporte, lideró la interposición de una denuncia vía Intendencia del Biobío con destino al Ministerio de Defensa para que se investigue el hecho.

La jurista detalló que “con esta acción, lo que nosotros pretendemos es que se remita este oficio que nosotros trajimos al Ministerio de Defensa para que de ahí se derive y se tomen las sanciones correspondientes a los responsables”.

Agregó que “ideal que si hubo discriminación, de todas maneras que solicitamos que se investigue primero y se determine quién es el responsable”.

A la espera de los resultados, de forma paralela se trabaja en una querella a interponer invocando la Ley Zamudio por discriminación.

Consultado el Ejército de Chile, se manifestó a través de su tercera división que entregarán una versión durante la tarde.