Los hijos, sobrinos, nietos e incluso bisnietos de las diez adultas mayores que el pasado 14 de agosto fallecieron durante la madrugada tras el incendio del Hogar Santa Marta de Chiguayante, crearon una corporación que busca defender los derechos de quienes residen en hogares para adultos mayores.

CADAAM es la sigla que los identifica y que significa Corporación de Ayuda para el Adulto Mayor Diez Abuelitas, y su primer presidente es Marcos González, yerno de Amanda Riquelme, una de las victimas fatales.

Consultado sobre el objetivo de dar inicio a esta iniciativa, González señaló que “la finalidad de la Corporación es llegar a nosotros poder fiscalizar, ver los vacíos que hay en los reglamentos para que nuestros adultos se sientan con más confianza, y en el fondo lo que nosotros queremos por la pérdida de nuestros familiares es que realmente nuestros adultos mayores vivan como tienen que vivir, dignamente en este país”.

En cuanto a las acciones legales, de la totalidad de 10 fallecidas, finalmente 9 familias decidieron querellarse contra el hogar y la investigación sigue su curso, sin precisar aún, por ejemplo, la causa del incendio.