Cerca de 370 deportistas participaron del triatlón del Valle del Sol en sus dos jornadas de disputa. Menores, debutantes, sprint, cuarto y half; fueron las categorías en disputa, esta última entregó pasajes al triatlón de Nueva York que se disputará el próximo año.

Una bruma matutina sobre la laguna Avendaño recibió a los más de 200 deportistas que llegaron desde muy temprano al balneario municipal para disputar la sexta versión del Triatlón de Quillón Toughman Half Series.
Contra todo pronóstico, el sol acompañó a los atletas en el recorrido que incluyó nado, ciclismo y pedestrismo; en las distancias cuarto y half. Ya el sábado se habían disputado las series más cortas, que incluyeron sprint, debutantes y menores.

“Estamos muy contentos, porque esto ha sido una gran fiesta del deporte y hemos vivido jornadas de triatlón muy disputadas. Han sido Carreras muy limpias, con un circuito espectacular que les ha servido a los deportistas también para conocer las bellezas de nuestra comuna, algo que nos han destacado bastante. Ha sido una sexta versión de muy buena calidad, con deportistas de renombre, que dan mayor realce a nuestro triatlón. La vara ha quedado muy alta para 2019”, indicó Gastón González, encargado de Deportes de la Municipalidad de Quillón.

Triatletas de todo Chile e invitados internacionales de Argentina, Brasil, Estados Unidos y Francia, entre otros países; disputaron palmo a palmo un lugar en el podio, tanto en cuarto como half. De hecho, en esta última categoría el desafío era mayor, ya que los deportistas se jugaban la clasificación al Triatlón de Nueva York en 2019. Sólo los más fuertes lograron el gran paso.

“Muy bueno el circuito, la laguna exquisita, el agua quieta y de buena temperatura, eso se agradece mucho. En bicicleta también tuvimos un recorrido muy limpio, muy bueno, se levantó un poco de viento, pero el paisaje hacía olvidar un poco el dolor de piernas. Y en el trote fue lindo sentir el apoyo de la gente de Quillón, para mí y para todos los que participamos”, contó Romain Babin, triatleta francés del equipo TYM Santiago, ganador del half.
Una gran cantidad de personas se apostó en la ruta de los atletas para brindarles su apoyo, en un recorrido que partió en el balneario municipal y se extendió hasta camino a Cerro Negro.

Gran parte de los triatletas destacaron a Quillón como una plaza muy buena y bonita para participar, sobre todo aquéllos que visitaban la comuna por primera vez. Es el caso de la ganadora del cuarto femenino, Roxana Kelly de Universidad Católica. “Fue una buena carrera, preciosa. Primera vez que vengo a Quillón y me encantó, es hermoso y la voy a recomendar a otros compañeros. Fue intensa la carrera, pero pude sacar ventaja en bicicleta, lo que me ayudó a quedarme con la carrera”.

El galo fue dominador absoluto de la competencia, registrando un tiempo de cuatro horas, 17 minutos y 31 segundos.

Compartir