A partir del miércoles 31 de octubre Carabineros de la Octava Zona Bío Bío desplegaron servicios extraordinarios, entre los que cuenta el Plan Ruta Segura, que permitió incrementar los controles vehiculares en rutas y terminales de buses de la región.

En este contexto, en los 4 días del fin de semana y hasta las 24:00 horas de la noche del domingo, se informó de un total de 100 accidentes de tránsito en el Biobío, 17 menos que el año pasado, lo que significa una baja de 14,5 % comparado con igual fecha del año 2016.

Respecto de las consecuencias, se registraron 2 personas fallecidas, misma cantidad que en el 2016, en tanto los lesionados bajaron de 105 el año 2016, a 91 este año, lo que se traduce en 13,3 % menos de afectados.

El General Rodrigo Medina, Jefe de la Octava Zona de Carabineros, detalló que se realizó un gran despliegue operativo con esfuerzos de todas las Prefecturas de la zona para disponer del personal suficiente y necesario en beneficio de la seguridad de la ciudadanía.

“Quiero agradecer a la comunidad porque tuvo un comportamiento responsable en términos generales, pero también quiero agradecer a mis Carabineros por el intenso trabajo desplegado durante estos días festivos. Estamos muy contentos con el resultado, no obstante seguiremos trabajando en materia de educación vial para continuar con esta tendencia a la baja en los accidentes de tránsito”, enfatizó el General.

En este sentido, Medina también destacó los servicios efectuados en puntos claves de convergencia vehicular como el Terminal de Buses Collao, la Rotonda Bonilla en Concepción, la Ruta 160, la Ruta hacia Penco en convergencia con la Ruta del Itata y distintos puntos de la Ruta 5 Sur, lo que permitió disminuir considerablemente la congestión vehicular en los días de mayor flujo, tanto al inicio como al final del fin de semana.

En total se efectuaron 19.462 controles de tránsito de los cuales 3.252 se efectuaron con examen de alcotest y 618 en conjunto con Senda, también la toma del examen para medir cantidad de alcohol en la sangre.

El resultado total fue 45 personas sorprendidas conduciendo en estado de ebriedad y 13 bajo la influencia del alcohol.

Además se cursaron 52 infracciones por no usar el cinturón de seguridad y 12 por no usar la silla para menores en el vehículo.