Foto: Cedida.

Un positivo balance realizaron las autoridades del Hospital de Tomé, tras la realización del tercer simulacro de emergencia que se llevó a cabo en el establecimiento, con el fin de evaluar el plan de evacuación y probar la capacidad de reacción de los funcionarios frente a una situación crítica.

Esta actividad se enmarca en el curso de sistema de comando de incidentes que viene realizando el hospital hace tres años. Durante el simulacro, se constituyó el Comité Operativo de Emergencias (COE) del recinto hospitalario, además contó con la participación de las compañías de bomberos, Carabineros de Chile y Defensa Civil de la comuna.

El director del Servicio de Salud Talcahuano, Carlos Vera Bugueño, expresó que el realizar un simulacro forma parte de una prioridad que nos ha solicitado el Ministerio de Salud para estar preparado frente a un posible escenario de emergencia.

“Debemos estar preparados para poder enfrentar una emergencia o un desastre, de tal manera de poder asumir la demanda de los usuarios que un momento determinado se pueden verse afectados, como también, las personas que están dentro de un hospital que estén siendo atendida pueden ser evacuadas sin ocasionarles mayor daño respecto a su estado de salud”, apuntó.

De igual forma, la directora del Hospital de Tomé, Sardy Sáez Sáez, evaluó de forma positiva el ejercicio e indicó que es una actividad muy importante para la institución, ya que prevé todos los aspectos de seguridad frente a un posible incidente que ponga en riesgo la vida de los pacientes y funcionarios.

“Hace tres años venimos realizando este tipo de actividades para estar preparados frente a cualquier emergencia. Hemos capacitado de forma permanente a nuestro personal y esperamos que a corto plazo tener capacitados al 100% todos nuestros funcionarios, además un evento puede ocurrir en cualquier horario, ya sea en la noche donde no están los directivos, y por lo mismo, todos deben estar preparados ante una emergencia”.