La Reserva Nacional Nonguén cerró sus puertas a los visitantes pasado el mediodía de este viernes feriado 2 de noviembre, debido a que un árbol cayó en la zona de acceso al Parque. Así lo informó la Corporación Nacional Forestal (Conaf) del Biobío a través de su cuenta de Twitter.
En la misma red social argumentan que la prohibición de ingreso se debe a que la caída genera un riesgo para los visitantes. Además informan que ya se encuentran trabajando en el despeje del lugar para reabrir la Reserva la jornada de mañana.
Se presume que el árbol cedió producto de los vientos que dejó el Sistema Frontal que azotó la región, con una máxima de 20 nudos (35 km/hr) con rachas de 38 nudos (50 km/hr) hasta el momento.