Una trágica historia causa conmoción en China. Un hombre identificado como He fue detenido por la policía luego de fingir su propia muerte para cobrar un seguro de vida. Lo más dramático del caso, es que su esposa, después de enterarse del supuesto fallecimiento de su marido, se quitó la vida junto a sus hijos.

He tomó un vehículo y salió de su domicilio en el condado de Xinghua con rumbo desconocido, y como era su plan, lanzó el vehículo a un río para simular su fallecimiento. Su cuerpo nunca pudo ser encontrado y se pensó que se había perdido en el cauce del río.

Al conocer la noticia, su esposa, quien no conocía los reales planes de su marido, no pudo superar la pena y decidió quitarse la vida. La mujer de 31 años dejó una nota en redes sociales y se arrojó a un estanque con sus hijos de 4 y 3 años.

El dramático fallecimiento de la mujer apareció en los medios locales y He decidió entregarse a la policía de la provincia de Hunan.

De acuerdo a información policial, He había contratado un seguro de vida por US$145.000 (97 millones de pesos) y contaba con algunas deudas de menor valor.

Según información del medio BBC Mundo, He publicó un mensaje antes de entregarse a la policía afirmando que había adquirido algunos préstamos pagar el tratamiento de epilepsia de su hija.

El hombre chino enfrenta cargos por fraude de seguros y daños intencionales a la propiedad, informó la policía de Xinghua en un comunicado.