Sorpresa generó en un estudiante de la Universidad de Concepción cuando un inspector municipal le cursó una multa por comprar un completo en un carrito fuera de la casa de estudios. Un hecho que generó la molestia de varios y que no será la última vez que ocurra.

Es que la Municipalidad de Concepción se refirió a la polémica y desde la Dirección de Protección Civil del Municipio se explicó que la acción corresponde a la aplicación de la ordenanza municipal n°5.

Dicha ordenanza busca regular la actividad comercial en el Bien Nacional de Uso Público. En este caso particular atendiendo a la solicitud formal de vecinos del sector de Plaza Peru que a través de la plataforma de Atención al Vecino, denunciaron la presencia de carros no autorizados y solicitaron mayor inspección.

El municipio sostiene que con el objeto de resguardar la salud y seguridad de la población los operarivos de fiscalización se intensificarán, sobre todo a raíz de la explosión de una carro de completos ocurrida la tarde de ayer en Laguna Tres Pascualas, el cual no contaba con los permisos correspondientes.

Desde el municipio se reiteró el llamado a la comunidad para que realicen la compra de productos y alimentos en locales establecidos, que garanticen condiciones de calidad y salubridad.

De esta manera las personas que sean sorprendidas comprando alimentos en la calle podrían sufrir multas como la que recibió un estudiante de la Universidad de Concepción. Todo parte además del control que busca realizar la municipalidad al comercio ambulante en la ciudad.