Créditos: @mamichave.cl
En el verano parte del equipo de Sabes.cl fuimos de vacaciones a Valdivia y sin duda alguna, más allá de los paisajes, la vida nocturna y los lindos alrededores, concluimos que la comida fue uno de los puntos más álgidos del viaje y quienes se robaron la película (a pesar de que a muchos no nos gustaban en principio por su aspecto) fueron los clásicos crudos.

Como nos gustaron tanto, y aprovechando que en nuestro querido Concepción, las tardes al fin son primaverales y perfectas para preparar algo rico y compartir con los amigos, no nos aguantamos y llamamos a Juan Pablo Durán, gerente general de la empresa familiar Carnes JD para pedirle la receta de los famosísimos crudos, quien estuvo encantado de compartirla con nosotros y para todos ustedes:

Te puede interesar: Carne Mechada, la mejor receta y la más rica de todas

Ojo: La carne no debes aliñarla antes, ya que cada comensal lo debe preparar antes de comer.

Ingredientes:
  • 500 grs. de carne magra molida(Posta rosada o negra).
  • 1 cebolla finamente picada y amortiguada con agua fría.
  • 1 huevo.
  • Pepinillos cortados en juliana.
  • Pimienta y sal a gusto.
  • Ají verde picado.
  • Pan de molde blanco, ni tan blando, ni muy dulce.
  • 6 limones cortados en 4 porciones.
Para la salsa:
  • 125 grs. de yogurt natural sin azúcar.
  • 160 grs. de crema.
  • 200 cc. de mayonesa (ojalá casera).
  • Cilantro o Ciboulette picado.
Preparación:

Une la carne con el huevo entero y mezcla bien. Luego salpimentar a gusto. Ahora dejar reposar la mezcla unos 15 minutos.

Para preparar la salsa, mezcla el yogurt con la crema y la mayonesa. Por consiguiente agrega el ciboulette o el cilantro picado.

Esparce la carne sobre toda el pan de molde y luego hazle unos agujeros con el teneros para agregarle el algunas gotas de limón, pone la cebolla picada sobre la carne y agrega la salsa, los pepinillos y el ají verde picado.

Y a disfrutar de una simple y exquisita receta….  ideal si se acompaña con una cerveza artesanal valdiviana.

Ahora a disfrutar de esta exquisita receta, que queda mejor aún si la acompañas con una una buena cerveza y amigos. ¡Gracias Juan Pablo!