En un video se puede ver los segundos de tensión que vivieron los vecinos de un edificio ubicado en la ciudad asiática de Astaná, en Kazajistán, luego de que un niño que colgaba de la ventana de un décimo piso, fuese rescatado por un hombre que vivía en el departamento de abajo.

El hecho ocurrió el pasado lunes, cuando el menor de 7 años quiso salir de su casa, pero al percatarse que estaba solo y que la puerta estaba cerrada, rompió el mosquetero de la ventana.

Enseguida, el pequeño salió por la ventana, pero no pudo sujetarse.

Por los gritos, sus vecinos se pusieron en alerta y Artiom Kárev, quien vive en el noveno piso, sacó los brazos y logró atraparlo cuando se soltó.