Tras un largo proceso que se inició en 2013, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) partió la lectura del fallo con un resumen del tratado de límites de 1904 y las instancias de diálogo posteriores entre Chile y Bolivia, en la que no se llegó a ningún acuerdo fructífero.

Uno a uno, los argumentos centrales de Bolivia fueron descartados por la Corte. El tribunal apuntó que en los acuerdos unilaterales “no hay pruebas de intención de Chile de asumir obligación de negociar”, por lo que la declaración ONU de 1984 “no se puede considerar una base jurídica para negociar”.

Fue más de una hora de lectura, en los que la CIJ concluyó por 12 votos a 3 que Chile no tiene obligación de negociar. Pero también precisó que el fallo no impide continuar con las negociaciones entre ambas naciones.

Compartir