Un inédito caso se registró en Colombia, luego de que Antonella Santiago de 37 años fingiera estar embarazada por nueve meses y en el día del supuesto parto inventara que fue secuestrada y su hijo fue raptado.

La motivación de la mujer para inventar el hecho, fue evitar que su marido la abandonara. Durante su falso periodo de gestación, la colombiana utilizó trapos para fingir su embarazo, además de sacar de internet las supuestas ecografías.

De acuerdo al Daily Mail, el día de la cesárea, Antonella mintió y dijo que iría a un recinto bancario a cobrar un dinero, fue entonces cuando según su relato fue raptada por “varios hombres fornidos“, quienes la metieron a la fuerza a una camioneta, impidiendole que llegara al Hospital.

En su testimonio, la mujer inventó que fue drogada y que cuando despertó notó que le habían realizado un parto clandestino y que su hijo fue raptado para luego vender sus órganos en el mercado negro.

Tras su declaración, la policia intervino para encontrar al falso bebé y a la banda de secuestradores. Sin embargo, tanto a la institución como al padre del menor no les calzaba que la mujer no tuviera molestias físicas el día que realizó el trámite y que no se quisiera someter a exámenes médicos tras el parto clandestino.

Luego de enfrentar los cuestionamientos, tras horas de conversación la mujer reconoció la verdad y ahora deberá declarar ante fiscalía por el hecho, sin embargo, hasta ahora se encuentra desaparecida.