Tras seis meses de mesas de trabajo, más de 100 encuentros y diseño de sus alcances, este lunes, el Presidente Sebastián Piñera presentó el Acuerdo Nacional por el Desarrollo y la Paz en la Araucanía, uno de los temas centrales de su campaña presidencial y aspecto clave en su programa de Gobierno.

En su presentación, el Jefe de Estado manifestó que se impulsará una Reforma Constitucional que reconozca a los pueblos originarios, además de poner urgencia a la ley que crea el Ministerio de los Pueblos Indígenas y su respectivo Consejo.

Además, Piñera anunció la creación de una ley de cuotas con pisos básicos con candidatos de pueblos originarios en elecciones de cargos populares, incluyendo las parlamentarias, mecanismo de financiamiento adicional para promover su participación.

En cuanto al plano territorial, el Presidente anunció medidas tendientes a que, según señaló, “la tierra indígena siga en manos indígenas”, señalando, por ejemplo, la entrega de tierras y fomento de iniciativas productivas, para lograr mejor aprovechamiento de las tierras, además del aceleramiento en la regularización de títulos no reconocidos porque impiden el acceso a beneficios habitacionales, entre otros.

Entre otras medidas que contiene el programa elaborado junto a autoridades locales, representantes de la sociedad civil, diputados y senadores, comunidades, líderes Mapuche y víctimas de la violencia, entre otros, se encuentra la creación de unConsejo por el Reencuentro de La Araucanía, integrado por representantes de distintos sectores, que estará encargado de continuar un amplio proceso de diálogo en la región.

Según señalaron desde el Ejecutivo, el acuerdo está fundado en tres principios esenciales: la voluntad de diálogo, la búsqueda de acuerdos y la paz; el reconocimiento y valoración de la diversidad cultural; y avanzar hacia el desarrollo integral e inclusivo para la región.

Paralelamente, Piñera anunció la implementación del Plan Impulso Araucanía, que considera 491 proyectos de inversión en un periodo de 8 años, equivalente a un aporte de cercano a los 8 mil millones de dólares para el periodo 2018 a 2026.