Con profunda pena hablaron los padres de Joaquín Campos, para que “nunca más suceda una negligencia laboral que le quite la vida a una persona“. El menor de 6 años, la jornada de ayer sábado perdió la vida tras ser aplastado por un portón de 90 kilos de un local comercial, en Concepción.

“Joaquín era un niño muy alegre, con mucha fuerza. No queremos que a ningún otro papá o persona le pase lo que nos pasó a nosotros“, relató emocionada la madre de la víctima Paola Lagos.

Del mismo modo, el padre del menor, Fernando Campos, expresó que le pudo haber pasado a cualquiera porque una persona no tomó las medidas necesarias para evitar el accidente. “Ahora fue mi hijo y nuestro dolor es tremendo. Por el momento la fiscalía investiga y esperamos. Hasta el momento no hemos tomado ninguna acción legal”, detalló.

Joaquín es recordado por su familia como un excelente niño, muy alegre y un excelente alumno del colegio Sagrados Corazones.