Funcionarios de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) penquista aprehendieron a un hombre de 62 años imputado por abuso sexual con contacto corporal a niña de 8 años.

La policía de investigaciones en forma coordinada con la Fiscalía Local, capturaron a un hombre quien sería el responsable del contacto de índole sexual reiterado en contra de una pequeña, actos ocurridos entre 2015 y 2016.

Según informó el subcomisario Carlos González Aravena: “Debido al trabajo de ambos padres, la menor quedaba de lunes a viernes al cuidado de la esposa del agresor, momentos en que el individuo abusaba de ella, tocándola y acariciando sus genitales”.

El oficial a cargo de la indagatoria agregó que: “El imputado coaccionaba a la pequeña debido a la cercanía que tenía con ella y a la relación de dependencia, convenciéndola de no develar la situación a sus progenitores”.

Desde la PDI explicaron que en el marco de la investigación se recabaron diversos antecedentes y se realizaron una serie de acciones orientadas a corroborar la culpabilidad del sujeto, siendo vital la declaración de la víctima y de sus padres, antecedentes que contribuyeron en el esclarecimiento del caso.

El subcomisario perteneciente a la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y Menores Concepción hizo en llamado a los padres para creerles a los niños cuando hacen este tipo de denuncias y poner atención a las señales que entregan los menores, las que complementan lo que los pequeños dicen, como cambios de comportamiento y problemas para dormir, entre otros.

En relación a la detención, se realizó el miércoles por la tarde por detectives de la PDI en Chiguayante, siendo puesto a disposición del Juzgado de Garantía competente.