Al parecer no querían que las aguas se agitaran en Coronel, que media hora antes de su llegada, se comunicó que el ministro de Salud, Emilio Santelices visitaría la comuna. Tras la polémica con el alcalde Boris Chamorro, cuando la vez pasada no se reunieron, volvió para cumplir un compromiso pendiente y visitar el territorio en que hay afectación de metales pesados, para anunciar el aumento de 1000 a 4000 exámenes a vecinos de la comuna.

Actualmente niños de entre 0 y 4 años son objeto de estudio, y con esto se extenderá a mujeres embarazadas y adultos mayores.

La autoridad indicó que “vamos a tomar las 4.000 muestras que se requieren, pero además de eso, yo he instruido al director del Servicio de Salud (Concepción) doctor Carlos Grantt, para fortalecer la atención en el Hospital como también poder renovar y fortalecer la atención en los Centros de Salud Familiar y definir la necesidad de otro Cesfam aquí en Coronel”.

De igual manera, a pesar de lo “intempestivo” de la visita, los pobladores se organizaron y realizaron manifestaciones en la llegada de la autoridad a una de las denominadas zonas de sacrificio de la región del Biobío.

La instancia fue aprovechada por Juana Hernández, representante de las familias con metales pesados de Coronel, quien tras reunirse con él dijo que “yo le pedí que trajera a los especialistas que acá no tenemos, acá no hay oncólogo, no hay dermatólogo que son las enfermedades que nuestros niños tienen”.

Añadió que “acá tenemos un crecimiento de cáncer y a nosotros para poder tratarnos acá nos hacen algo básico y para los demás tenemos que ir a Concepción y si las empresas están acá y nos están matando día a día, tenemos que tener a los especialistas aquí”.

También se le planteó coordinar el cierre del vertedero de cenizas de carbón que está en caleta Lo Rojas propiedad de Enel a lo que respondió que efectivamente esta petición está siendo evaluada por el Ministerio de Medio Ambiente.