Tras la publicación de Sabes.cl, sobre la conmovedora historia de una perrita que habría salvado a una vecina de Hualqui, durante una balacera, el relato se viralizó a través de las redes sociales del Gran Concepción. Fue así como miles de personas conocieron, a través de este medio, sobre “Chinita”, un can callejero que vivía en la población Alonso de Ercilla 2 de la citada comuna.

El pasado 5 de septiembre, un hombre falleció tras recibir disparos por parte de Carabineros, en el contexto de un asalto que afectó a los trabajadores de un camión repartidor. Minutos antes de la balacera, los antisociales circulaban por la vía pública en busca de sus víctimas e, incluso, intimidaron a los residentes del la población que en ese momento estaban fuera de sus casas.

De acuerdo al relato entregado por una vecina, que pidió reserva de su identidad por temor a los antisociales, “fui apuntada por uno de los sujetos, el que finalmente falleció mientras buscaban a otras personas. Quedé paralizada, aún estoy nerviosa. Pero la Chinita, una perrita que hemos cuidado, se le tiró al delincuente, comenzó a ladrarle para defenderme porque se dio cuenta de lo que estaba pasando”.

El relato de la asustada mujer, en donde contó cómo el animalito la protegió, se transformó en noticia y fue compartida por cientos de lectores de Sabes.cl. Tanto fue el alcance de la publicación, que increíblemente la historia llegó a oídos de los verdaderos familiares humanos de “Chinita”, quien en realidad se llamaba “Guadalupe”.

“Lupe”, como también le dicen, habría sido robada hace un par de años de Chiguayante y la habían dado por perdida. Pero todo cambió en cuando vieron la foto de la perrita junto a una patrulla policial publicada en este portal: Era su mascota.

Junto a su verdadera familia (Miren su carita)

La perrita heroína de Hualqui regresó a su verdadero hogar, en donde recibirá los cuidados que merece. Durante su estadía en la población Alonso de Ercilla fue esterilizada por personas que le dieron cariño y refugio cuando lo necesitó, pese a que la mayor parte del tiempo se lo pasaba en la calle.