Iba a ser el día soñado para ambos, pero todo se derrumbó. El mismo día de la boda un hombre dejó plantada a quien iba a ser su esposa, por la adicción de ella al uso de WhatsApp.

El matrimonio iba a realizarse en el estado de Uttar Pradesh, al norte de India, donde la novia y sus familiares llegaron para celebrar la ceremonia, pero ni el novio y tampoco sus cercanos estaban en el lugar.

Después de varias horas la joven fue hasta el domicilio del novio, pero los padres del sujeto le comunicaron que la boda se había cancelado. Ellos no aceptaban que la mujer pasara tanto tiempo conversando por WhatsApp.

Y por si fuera poco, los familiares del joven exigieron el pago de 90 mil dólares (62 millones de pesos) para continuar con el casamiento.

De acuerdo a información del medio Indian Express la historia de amor terminó en una demanda por parte de la joven a su novio, y un juicio que aún está en proceso.