El 2011 fue lanzada Río, una película que estaba inspirada en un guacamayo spix, un ave originaria de Sudamérica que llama la atención por el color azul de sus plumas. Pese a que en el film Blu logra escapar del cautivero y retornar a Brasil para repoblar su especie, esto no ocurrió en la vida real, ya que un nuevo estudio de BirdLife Internacional declaró a este animal como extinto en su hábitat natural.

De acuerdo a la investigación que duró ocho años y utilizó datos estadísticos de 51 especies de aves en peligro crítico, el guacamayo spix dejó de existir cerca del año 2000 en la selva brasileña.

Además, el estudio señaló que en total ocho especies de aves fueron clasificadas como extintas o probablemente extintas, de las cuales cinco son originarias de Sudamérica.

El principal motivo de la muerte de estos animales se debe a la deforestación de los bosques. El autor del estudio, el doctor Stuart Butchart, manifestó “que nuestros resultados confirman que hay una ola de crecimiento de extinción barriendo en los continentes, provocados principalmente por la pérdida de hábitat, agricultura no sustentable y deforestación”.

Pese a que esta ave fue declarada extinta en su hábitat, el estudio informó que “todavía hay algo de esperanza para la especie, ya que a pesar de que fue declarada extinta en la naturaleza, todavía existen entre 60 y 80 especímenes en cautiverio”.