Fue durante el funeral de Elba Roa Fica (71) cuando se vivió un desafortunado momento por parte de la Municipalidad de Coronel, que obligó a la familia de la víctima a pedirle al jefe de gabinete comunal a moderar sus palabras al describir las circunstancias en las que había fallecido la mujer. Cabe recordar que la querida vecina de Villa Alegre habría sido asesinada y descuartizada por su esposo, transformándose en uno de los crímenes más macabros que golpea a la zona en el ultimo tiempo.

Sin embargo, algunos integrantes de la familia, especialmente los más adultos mayores no tenían conocimiento de los detalles del crimen y sus seres queridos habían tratado de protegerlos de toda información.

En su llegada al cementerio, se dijeron unas breves palabras por parte de la familia, a las que se sumó el jefe de gabinete de la casa edilicia, quién leyó unas palabras firmadas por el alcalde Boris Chamorro, en donde señaló que esperaban “hacernos parte de todas las mujeres de Coronel que sufren violencia, menosprecio y abandono. Hemos venido a expresar nuestra más férrea defensa a las mujeres en el nombre de Elba Roa, víctima de uno de los actos más cobardes…”

En ese momento, un familiar directo se acercó a la autoridad y le pidió que midiera sus palabras ya que su abuela (madre de Elba) no sabía cómo había muerto su hija.

El funeral de la mujer tuvo una alta convocatoria de vecinos de Coronel, quienes acudieron en masa al cementerio municipal.

Compartir