Tras la denuncia de varios consumidores, el Ministerio de Comercio de Kuwait debió cerrar una pescadería por encontrar en dicho local varios pescados con ojos de plástico para que las piezas parecieran ser más frescos de lo que en realidad eran.

Así lo publicó el periódico local Al Bayan, que compartió imágenes de varios pescados con estos falsos ojos en su cuenta oficial de twitter. En una de estas fotografías se puede observar el ojo de plástico despegado del ojo real, que se observa mucho más amarillo y con la pupila de menor tamaño.