frutas al desayuno y salud

Un desayuno completo con los nutrientes adecuados, te garantiza que tendrás suficiente energía para el día y menos probabilidades de sufrir antojos de alimentos no saludables a medida que transcurra la jornada. Puede ser tentador tomar algo con azúcar, pero la fruta, desde bebidas hasta un tuti-fruti, son la clave para un desayuno saludable y puede incorporarse fácilmente en una amplia variedad de formas.

Trata de cumplir con algunas de las porciones diarias de fruta recomendadas, agregando fruta a tus cereales, avena, yogurt, leche o granola. Considera cortar algunas de ellas para hacer una ensalada de frutas que maximizará las vitaminas y los nutrientes que se consumen. Intenta rebanar y colocar una banana encima de una tostada de mantequilla de maní para mezclar la fruta con proteína. Incluso puedes agregar un poco de miel a la fruta para dar más dulzor.

Prepara nutritivos Batidos o Jugos

Media taza de jugo de fruta equivale a una porción de fruta. Considere la posibilidad de incorporar fruta en jugos y licuados, pero recuerda: El jugo 100% de fruta sin azúcar es más saludable que los jugos con azúcar agregada. Algunos de los jugos de fruta más saludables incluyen naranja, pomelo, manzana, piña, arándano y tomate.

La absorción rápida de estos nutrientes se traduce en más energía y más vitalidad para afrontar el día. Además, los batido o “smoothies” son simples de preparar, y no requieren mucho tiempo ni seguir elaborados pasos

Prepara batidos con yogur, leche y jugo de fruta fresca o congelada. Incluso puedes agregar verduras a un batido y experimentar con una variedad de combinaciones a tu gusto. Para mayor comodidad, prepara los ingredientes del batido por la noche y mezcle justo antes de que quieras beberlo.

batidos y jugos de fruta

Mezcla las frutas con el yogurt

El yogurt es un gran aliado de nuestra salud, que nos aporta de proteínas de alta calidad, vitaminas, calcio y minerales. Además, contienen probióticos, muy beneficiosos para el sistema digestivo, por lo que es la base perfecta para una sustanciosa comida de la mañana.

Al mezclarlo con frutas se produce una combinación saludable que nos aporta una gran variedad de vitaminas y minerales, y ayuda a regular nuestro tránsito intestinal. Si te gusta esa opción de desayuno, no descartes tomarla en otros momentos del día: es perfecta como merienda o como postre después de las comidas.

Tostadas con fruta

Las tostadas siempre van bien al desayuno. Elige pan integral, que tiene tres veces más fibra que el pan blanco y presentan un menor índice glucémico, y que además, al contener cereales no refinados, todos sus nutrientes permanecen intactos.

Ahora piensa en sustituir la mantequilla por un poco de yogurt griego, queso ricotta o mantequilla de maní, y la mermelada por una pera, manzana a rodajas o berries. Para terminar, espolvorea un poco de canela por encima. Puedes hacer esto con la fruta que te apetezca y obtendrás un desayuno rico en hidratos de carbono saludables y todas la vitaminas y nutrientes de la fruta que elijas.

Más allá de la fruta

La fruta es una parte esencial de un desayuno saludable, pero no debe ser el único componente. Un desayuno completo y nutritivo debe incorporar otros alimentos además de la fruta. Las piezas esenciales de un desayuno saludable son los cereales integrales, proteínas bajas en grasa, productos lácteos bajos en grasa y frutas o verduras. Juntos, estas piezas crean importantes beneficios para la salud y te hacen sentir lleno por más tiempo.