Rodrigo Hernández, conductor de la máquina 31 de la línea Vía Futuro, instaló una PlayStation 3 en su micro.

Al subirse los pasajeros, el hombre al volante les pregunta si quieren jugar. Varios se han pasado de su parada por estar jugando FIFA o PES.

Además, cuenta con Youtube y hasta Netflix, todo por la misma tarifa, $480 para adultos y $160 para estudiantes.

La atractiva idea de este chofer del Gran Concepción es para animar los trayectos entre Chiguayante y Talcahuano.

Ahora sólo falta que más conductores de la locomoción colectiva se sumen para que sus pasajeros tengan un entretenido viaje en bus.