Una mujer argentina de 45 años asesinó a su expareja de nacionalidad chilena, utilizando una botella de cerveza rota para provocarle diversas heridas, en la localidad trasandina de Quilmes.

El crimen se habría originado luego de que Andrea Edith y el chileno, identificado como Leonardo Esteban Acevedo Quesada, se juntaran para conversar sobre la posibilidad de retomar el vínculo amoroso, ocasión en la que comenzaron a tomar bebidas alcohólicas, lo que derivó en una violenta pelea que finalizó con el hombre fallecido, reveló el diario Crónica.

Pese a que Acevedo Quesada fue socorrido por uno de sus hermanos y por un vecino, quienes lo trasladaron de urgencia hasta un recinto asistencial cercano, no sobrevivió por la gravedad de sus heridas.

Cuando llegó la policía, la mujer aseguró que el hombre se había suicidado, pero las pericias realizadas al cuerpo la desmintieron, indicando que fue ella quien propinó las heridas fatales.