La popular torta de chocolate tiene su merecida reputación como una de las mejores golosinas o postres del mundo, pero claramente, no es algo que asociemos con el desayuno.

Es así como sale a la luz un nuevo estudio que sugiere que comer pastel de chocolate temprano en la mañana podría ser realmente una buena manera de comenzar el día, con más de un beneficio para nuestra salud.

“Hay un estudio que recientemente salió de la Universidad de Syracuse (E.E.U.U.) resaltando los beneficios del chocolate negro, específicamente en las funciones cognitivas: razonamiento, memoria, concentración”, explica Liz Moskow, una experta en tendencias culinarias.


El chocolate podría ser la mejor adición para nuestras rutinas de la mañana

Comer chocolate te prepara más para tu día de trabajo, así que, ¿qué mejor día para incorporar el chocolate negro en tu comida que el desayuno?

Pero no es solo la productividad y el estado de alerta lo que nos proporciona, el chocolate además se relaciona con el placer y la activación de neuronas que nos relajan y ponen de buen humor, por lo que empezar así el día es realmente positivo.

Otros estudios afirman que el chocolate puede ayudar a ayudar a perder peso, al darle a nuestro cuerpo el golpe de azúcar que tanto necesita, al tiempo que reduce el deseo de consumir más y más.

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv que llevaron a cabo estudios similares llegarón incluso a recomendar que comamos pastel de chocolate en el desayuno.

La razón de esto es que nuestro metabolismo es más activo por la mañana.

¿Por qué pastel y no una barra de chocolate?

Al ser el desayuno nuestra comida más importante del día y la que debería ser más abundante, la mezcla de los ingredientes del pastel (huevo, chocolate) resultan muy buenos para nuestra salud.

¡Así que ahí está! La torta de chocolate en la mañana podría ser bueno para nuestro cuerpo y mente.

Ahora ojo, si vas a cambiar las tostadas por un trozo de torta, considera que, al igual que con cualquier otra cosa, el chocolate debe comerse de manera equilibrada.

También recuerda apegarte a los cacaos más puros en lugar de las barras de chocolate azucaradas.