La presencia de vertientes a 15 metros bajo tierra que desestabilizaron el terreno son las causas determinadas por la Dirección del Vialidad del Ministerio de Obras Públicas en el Biobío, que originaron un enorme socavón a centímetros de la calzada que conecta Arauco y Tubul.

“Es una falla cuya erosión alcanza 17 metros de longitud, que al momento no ha intervenido el pavimento existente, pero se encuentra muy al límite de éste; se pueden apreciar importantes grietas superficiales y aguas subterráneas, las que pueden provocar un nuevo deslizamiento”, dijo el encargado de emergencias de la Dirección de Vialidad, Pedro Jiménez.

Sobre plazos, el profesional estimó que los trabajos de emergencia “permitan restablecer la conexión vial en un plazo de 10 días”.

Actualmente en tránsito está suspendido totalmente para todo tipo de vehículos, y el paso hacia Las Peñas y Tubul debe ser por Raqui.

Compartir