Durante la tarde del lunes, la comisión mixta que revisa el Proyecto de Ley de Identidad de Género aprobó que los adolescentes mayores de 14 años puedan cambiar su nombre y sexo de manera legal en los Tribunales de Familia.

Una medida que podría generar el cambio solicitado aún cuando los padres o representantes legales de los respectivos menores se opongan a la eventual modificación registral.

“A falta de autorización del representante legal o de quien lo tenga bajo su cuidado personal, o si este no es habido, el menor de 18 y mayor de 14 podrá solicitar la intervención del juez para que constate la correcta fundamentación de la solicitud y que cuenta con las condiciones necesarias para formular la solicitud”, advierte la indicación que se aprobó tras ser presentada por el diputado Matías Walker (DC).

La medida fue aprobada por 5 votos a favor, 3 en contra y una abstención. A favor se mostraron los diputados Walker, Raúl Saldívar (PS) y Natalia Castillo (RD), además de los senadores Juan Carlos Latorre (RD) y Adriana Muñoz (PPD).

En tanto, rechazaron la iniciativa el diputado Diego Schalper (RN), y los senadores Felipe Kast (Evópoli) y Jacqueline van Rysselberghe (UDI), mientras que el diputado Jaime Bellolio (UDI) se abstuvo de la votación.

Finalmente, desde el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) valoraron la medida, aunque esperan que esta pueda abarcar todas las edades en un futuro cercano.

“Se está privilegiando el interés superior del niño (…) Esperamos que la voluntad a favor de los menores de 18 años, también se traspase a todos los niños y niñas. En Chile, hoy un niño o niña de 4 o 5 años puede cambiar su nombre y sexo legal en tribunales civiles. Sería absurdo, y atentatorio contra los derechos humanos, que una ley sobre identidad de género viniera a cercenar un derecho ya existente”, aclaró el dirigente Rolando Jiménezpor medio de un comunicado.