El 8°Juzgado de Garantía condenó hoy a Carlos Lavín y Carlos Délano, los controladores de Penta , a cuatro años de libertad vigilada intensiva, tras ser culpables de reiterados delitos tributarios.

Luego de tres años, el caso Penta llega a su final tras la decisión de la Fiscalía de descartar el cohecho y soborno, cerrando un juicio abreviado con los controladores del holding, investigados de aportar de manera ilícita al financiamiento político a el ex subsecretario de Minería Pablo Wagner y a distintos políticos de la UDI.

Délano y Lavín fueron condenados a cuatro años de presidio menor en su grado máximo, la cual será realizada en libertad vigilada, además tendrán que pagar $857.084.267 millones cada uno por perjuicio fiscal y cumplir con un programa formativo sobre ética en dirección de empresas.

Los condenados, quienes además eran culpados por cohecho y soborno, fueron desestimados de estos cargos la semana pasada por Manuel Guerra, el fiscal de la causa. Siendo Délano y Lavin procesados por delitos tributarios.

La sentencia de Pablo Wagner se dará a conocer el próximo miércoles 11 de julio a las 14 horas.