Durante el reciente fin de semana, se hicieron públicas acusaciones de presuntos acosos y abusos sexuales, en contra de Nicolás López. Este último fue denunciado a través de medios de comunicación y redes sociales por parte de actrices quienes dieron a conocer sus experiencias con el director. Todo lo anterior tras la publicación de un reportaje en Revista El Sábado.

Quien también se sumó a dichas declaraciones, respecto a malos momentos vividos con el director de comedias, fue la actriz penquista Belén Mora, quien reveló por medio de pantallazos una insólita situación. “Me agarró una pechuga”, sostuvo la profesional nacida en Magallanes, pero que vivió toda su infancia, adolescencia y gran parte de su vida adulta en Concepción, lo que la hace sentirse penquista según ha declarado en distintas entrevistas.

A través de Instragram, la actriz relató que “Sucedió hace ochos años aproximadamente. En ese momento yo trabajaba en un bar en el club Bonita, y me tocó atenderlos, me tocó compartir con ellos y en un momento le pregunto a Nicolás, que en ese entonces no sé qué edad tenía, si necesitaba algo, y en ese momento me agarró una pechuga muy fuerte”.

Agregó que “separo mi caso de otros, mucho mas graves. En mi caso, la respuesta fue automática, un cachetazo y un empujón y después lo enfrenté por redes sociales. Esto, hace seis años. Apoyo a todas las denunciantes y les creo absolutamente. Creo que es necesario mostrar este hilo. No lo tenía y me lo mandaron”.

Además, la “Belenaza”, como se ha hecho conocida en el programa Morandé con Compañía hizo un llamado para que la atención se ponga en el denunciado, y no en la tardía reacción de las víctimas. “Me defendí. Pero hay muchas que por miedo o inseguridad no lo hicieron, y gracias a mucha valentía lo hacen hoy, donde ya tenemos menos miedo de decir las cosas. Porfavor dejen de tirarle mierda a las victimas. Quienes han pasado por algo así saben lo que cuesta hablar, el miedo a que no te crean, o ese porcentaje de gente estúpida que cree que una denuncia ‘cuando le conviene’. Este es mi testimonio, y las imágenes son evidencia más que clara. Apelo al sentido común y criterio para los comentarios. En esta oportunidad, quien comente algo ofensivo para mí, o para alguna victima, sera bloqueado”.