Lenguaje grosero, críticas, humillaciones, burlas, sarcasmo y amenazas serían más frecuentes en los hospitales públicos que en clínicas privadas, pero sin embargo, dichas situaciones se presentan en ambos escenarios.

El Observatorio de Violencia Obstétrica (OVO Chile), es una organización que nace el año 2015 con la necesidad de visibilizar, denunciar y acompañar a las mujeres y sus recién nacidos; parejas, familias y profesionales de la salud que han sido víctimas de violencia obstétrica en las instituciones de salud pública y privada de nuestro país.

Hace un año, OVO Chile desarrolló la “Primera Encuesta sobre el Nacimiento en Chile“, y se realizó nada menos que a 11.357 mujeres con hijos nacidos en Chile, entre los años 1970 y 2017.

El estudio reveló que la mayoría de los maltratos se presentan con más frecuencia en hospitales que en centros privados de salud.

Abusos Verbales

La críticas y la represión a las expresiones de dolor y emociones se duplica en hospitales con respecto a clínicas, con un 43,4% y 16,6% respectivamente.

Por otra parte, el uso de lenguaje grosero, sexual, sarcástico, burlesco o humillante y el trato con amenazas son cuatro veces más frecuentes en hospitales: el primero se reporta en un 23,1% de casos en hospitales y 5,4% en clínicas; y el segundo en un 28,9% y 7,3% respectivamente.

Michelle Sadler, la directora de OVO Chile, concluyó que si bien la percepción de calidad del trato ha mejorado a través de los años, en una proporción importante de experiencias de parto (en especial en hospitales), aún se reportan faltas de respeto y de dignidad en la atención.