La Universidad de Concepción anunció que arrendará tres colegios para que los alumnos de la casa de estudios puedan continuar con sus actividades académicas, las que fueron interrumpidas hace casi dos meses.

La decisión se tomó luego que el pasado viernes 22 de junio se quebró la mesa de negociación entre la mujeres autoconvocadas de la UdeC y su Rectoría por diferencias en la fecha del retorno a clases como exigencia para continuar el diálogo.

Los establecimientos educacionales donde se llevarán a cabo las clases son la Providencia, San Agustín y Salesiano.

La directora de Docencia de la UdeC, Carolyn Fernández, señaló que la formación de calidad, los cupos de establecimiento de prácticas y la mantención de las becas y beneficios estudiantiles, son las tres principales preocupaciones de la Universidad que exigen la regularización de las actividades.

“Hasta este momento tenemos carreras y facultades que se encuentran en la semana 6, 7 e incluso iniciando la semana 8 de paralización. En este momento la reprogramación que se ha calculado resiste hasta esos límites, para poder asegurar que las condiciones de calidad sean efectivamente las que se han definido”.

Además, agregó que “las carreras que están en el límite, iniciando sus clases hoy, podrían terminar sus clases el 14 de septiembre para iniciar el segundo semestre el 24 de septiembre y concluir el 1 de febrero las clases del segundo semestre. Ese es el límite”.

Compartir