Un día antes de que comience el mundial de fútbol 2018, la FIFA se reunió el miércoles para decidir el lugar para llevar a cabo el torneo el año 2026. La oferta conjunta de América del Norte ganó la mayoría de los votos con 134 sobre los 65 para Marruecos, convirtiendo así a EE.UU., Canadá y México en anfitriones del Mundial.

Dicho esto, ahora hay unas 23 ciudades potenciales repartidas entre los tres países que deberían estar muy bien para desarrollar el torneo.

Vale la pena señalar que es la FIFA, y no la federación de los Estados Unidos, la que determinará qué ciudades se eligen. Pero el escenario más probable es que 10 estarán en EE. UU, y el resto se repartirán entre localidades de México y Canadá.

En el documento entregado por la FIFA, la Federación Chilena liderada por Arturo Salah se inclinó por la opción ganadora.

Cuba, Eslovenia y España fueron los tres países que se abstuvieron, e por su parte, Irán marcó la opción “ninguna de las candidaturas”.