Los alumnos del Colegio Galvarino en San Pedro de la Paz denunciaron, termómetro en mano, las bajas temperaturas que deben soportar al interior del establecimiento, que el pasado 5 de junio llegó a un grado al interior de la sala de clases.

Ante esto, fue bautizada como el “Colegio Iglú”. Por eso con cámara térmica profesional midieron la temperatura en el establecimiento educacional, bajo la supervisiíon del notario público, Jorge Ulloa, quien fue ministro de fe.

Con esto se certificó que las clases se desarrollaban entre los 1°C y 2° C grados, medido con un equipo profesional.

Ante esta situación la delegación, donde participa el senador Alejandro Navarro, viajará este jueves hasta Santiago para exponer la situación en el Ministerio de Educación.

Cabe recordar que el decreto 548 del Mineduc establece que la temperatura mínima en salas dd clases a nivel parvulario debe ser de 15° y a nivel básico y medio de 12°.