El ex seminarista de San Rafael, Sebastián del Río, principal denunciante de Gonzalo Duarte, uno de los tres obispos chilenos, junto a Juan Barros y Carlos Caro, cuyas renuncias fueron aceptadas por el papa Francisco, en medio del conflicto que ha remecido a la institución en Chile y en el mundo.

Gonzalo Duarte es un gran manipulador de conciencia, es un sujeto que te hace ver las cosas al revés de lo que en realidad son. Cuando tu eres seminarista, sacerdote joven, el obispo juega un papel fundamental en tu vida“, señaló del Río a T13.

Por otro lado, aseguró que actualmente existen obispos que están en contra del Papa Francisco, a raíz de las medidas que ha adoptado respecto a estos temas. “Hay un movimiento anti Papa y, desgraciadamente, hay datos que está agarrando fuerza a nivel internacional“, comentó.

Aún así, y gracias a las medidas adoptadas, “estamos comenzando el proceso de purificación de la Iglesia chilena, que no sé cuánto va a durar. Sería feliz que todos los obispos renunciaran para ser nombrados otros obispos que verdaderamente conduzcan al pueblo de Dios”.