El municipio de San Pedro de la Paz comprará seis estufas a gas como solución paliativa a los estudiantes y profesores del denominado “Colegio Iglú” de la comuna.

A través de una serie de videos compartidos en redes sociales, los alumnos del Colegio Galvarino, uno de los más grandes de la comuna, denunciaron que las temperaturas máximas llegan a un grado en las salas de clases.

Según establece el Decreto 548, en eduación Básica y Media, los establecimientos deberán contar con una temperatura mínima de 12 °C mientras que Parvularia debe ser de 15 °C, las que se deben mantener “durante el tiempo de permanencia de los párvulos y alumnos, las que deberán lograrse idealmente mediante estrategias pasivas o en su defecto con sistemas de refrigeración y/o calefacción”.

El arquitecto del DAEM, Francisco Brito, indicó que “se establecieron diferentes prioridades, la primera de ellas corresponde a la compra de estufas, en este caso estufas a gas, y en el mediano plazo la inversión de infraestructura corresponde a los recursos del 2017 y 2018, donde se va a mejorar principalmente el patio, que era un requerimiento antiguo por parte del alumnado”.