Reconocido asesor en políticas de ciencia, tecnología e innovación visitó junto a Shiri Breznitz, el Depto. de Ingeniería Industrial de la UdeC, para hablar sobre innovación, emprendimiento, tecnología y desarrollo económico regional.

Innovación y emprendimiento tecnológico en regiones y en universidades, fueron algunas de las temáticas queDan Breznitz y Shiri Breznitz, profesores de la Universidad de Toronto, Canadá, analizaron con académicos y personeros del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Concepción. Los docentes poseen reconocida experiencia internacional en estas áreas, la que compartieron con sus pares locales, aprovechando que gozan de un periodo sabático, recorriendo Chile y Latinoamérica. En la visita fueron acompañados por Pablo Catalán, docente del departamento de Ingeniería Industrial, para reunirse con agentes locales.

Dan Breznitz ya es segunda vez que visita Concepción y la universidad en específico. Señaló que la investigación internacional siempre le ha interesado y explicó su conexión con Chile. “Aproximadamente hace cinco años empecé a ver centros en Latinoamérica, y en Chile. Específicamente dos cosas pasaron: primero fui abordado por la IADB (Inter American Development Bank), para llevar mi estudio en agencias de innovación alrededor del mundo y aplicar con ellas a Latinoamérica, y por supuesto CORFO, en Chile. También trabajé con la Fundación Chile, porque ellos hace algunos años tenían un asesor internacional en el directorio. Así comencé a pensar en Chile, comencé a mirar las instituciones en Chile y visite el país”.

¿Cómo ven ustedes a la Universidad de Concepción en ciencia y tecnología?
Parte de la razón por la que estoy muy interesado y amo Concepción es porque no es Santiago. La Universidad de Concepción es esa única universidad que está a un nivel superior que no está en Santiago. No está centralizada, es una región diferente, diferente tipo de gente, completamente diferente historia, si es que hablamos de los mapuches y para mí es mucho más interesante. Tú puedes ver por qué los estudiantes escogen Concepción y qué es lo que la universidad ofrece en términos de cómo cambia sus vidas, y la gente que va a la Universidad Católica o a universidades en Santiago probablemente ya han ganado la lotería de la vida incluso antes de ir a la universidad, y creo que es eso en parte lo que las universidades deben hacer y la única universidad en ese nivel en Chile, en el sur de Chile, con toda su historia es la de Concepción , por eso estoy aquí”.

Por su parte, Shiri Breznitz, geógrafo económico, especialista en Innovación, Comercialización de Tecnología y Desarrollo Económico Regional, se refirió a la posibilidad de crear un vínculo entre ambas universidades. “Sí. El laboratorio de políticas de innovación en el Munk School of Global Affairs de la Universidad de Toronto, tiene diferentes líneas de investigación: Ciencias Políticas, Geografía, Sociología, Administración, que están haciendo investigación en ingeniería, en innovación y en estudios de innovación y Pablo Catalán está creando este programa en innovación también, así que esto es una perfecta oportunidad de crear relaciones, tanto en investigación como en enseñanza”.

Entonces se convierte en una conexión entre ambas universidades.
Eso esperamos. Yo veo el rol de las universidades y cómo contribuyen al crecimiento económico regional y mucho de esto se hace a través de la innovación y conectando la investigación que se hace en las universidades con la comunidad local, ya sea con la industria o incluso con agencias sociales, y pensando en cómo nosotros transferimos este conocimiento, que debería ser conocimiento público, a la región. Así que mucho del trabajo que Pablo está haciendo y la investigación que están tratando de hacer aquí encaja muy bien con lo que nosotros estamos interesados en Toronto, así que es una gran oportunidad de tratar de crear colaboración.

¿Cuánto tardará esto según tu experiencia?
Bueno, la parte de investigación es muy fácil, porque esto se trata de nosotros reunirnos y pensar acerca de hacer una investigación colaborativa. La parte de enseñanza se refiere a crear programas de intercambio y de hecho Munk, nuestra escuela, específicamente tiene varios y la universidad tiene varios otros programas de intercambio. La investigación es muy fácil de hacer. Por ejemplo, en septiembre Pablo y yo participaremos en el comité asesor para la conferencia Triple Helix, en Mánchester, Inglaterra, que trabaja en innovación en universidades. Triple Helix se refiere a universidades, gobierno y empresas privadas, así que ambos nos sentaremos en ese comité con un montón de otras personas. Así que la investigación es algo que ya se está avanzado. La conexión existe, pero digamos que queremos hacer un proyecto de investigación, de comparación de la Universidad de Toronto y la Universidad de Concepción. Pablo y yo tenemos que sentarnos a conversar, y hay una oportunidad aquí dado el hecho que nos vamos a reunir y podemos hablar de trabajo colaborativo. Esto no es algo que demore dos años… Eso es mucho, está más cerca que eso”, concluyó la académica canadiense.

En lo local, la fuerza de investigación, explicó Catalán, “está instalada en el Centro de Estudios de Sistemas de Innovación (CIS2) y dentro de ella se dan posibilidades de colaboraciones internacionales. En ese planteamiento estamos trabajando en evaluación de políticas públicas relacionadas con Ciencias y Tecnología, Innovación y Emprendimiento, con investigación referente a dinámicas propias de la generación de emprendimientos tecnológicos en Chile y en ámbitos de lo que se llama complejidad científica tecnológica y de producto a nivel global. Estamos en proceso de crecimiento, próximamente vamos a instaurar un magister en el ámbito donde buscamos contribuir a la creación de masa crítica a nivel local. Entonces tenemos dos áreas estratégicas de trabajo, en investigación, en los temas que yo te señalaba, y en creación de masa crítica local, como un aporte al desarrollo tecnológico en la Región del Biobío”.

Un convenio con la Universidad de Toronto, es posible entonces.
“Por cierto. Vamos a trabajar en ello, hay disposición, buena voluntad e interés y en el caso nuestro sería una gran oportunidad, porque la Universidad de Toronto debe ser una de las 15 o 20 mejores universidad en el mundo, en una ciudad que es centro de innovación tecnológica y de industria creativa también, de desarrollo económico en general, donde se dan grandes oportunidades de formación y desarrollo profesional.

Un tema hoy en la primera línea, hablando de desarrollo tecnológico en Chile, es el Parque Científico y Tecnológico del Biobío, PACYT, ¿cuál es su opinión?
“La instauración del PACYT, en mi opinión, es una actividad sistémica que es responsabilidad de cada uno de los agentes de la Región del Biobío y mientras todos contribuyamos y empujemos el carro en el mismo sentido va a ser un éxito. En esto todos tienen un rol y no solo la universidad, también la región, cada uno de sus agentes, la comunidad local. Es un proyecto muy sistémico que no solo trata de tecnología, sino que también tiene que ver con las características que hacen de Concepción una ciudad atractiva.

Por último, ¿cómo ve a los estudiantes en esto?, su participación o su rol.
“Fundamental. Los estudiantes son fundamentales, ya que llevan consigo, un alto conocimiento tecnológico, competencias tecnológicas, competencias de innovación y son los futuros profesionales que van a desarrollar las empresas que existen y las que van a llegar. Los estudiantes son semilla de emprendimiento tecnológico y de nuevas empresas, por ende son una parte fundamental de todo este crecimiento y ecosistema local”.