El Presidente de la República, Sebastián Piñera, firmó el proyecto de ley que endurece las penas por la realización de “portonazos” y para quienes compren automóviles robados.

Este tipo de robo consiste en esperar que el propietario de un vehículo se acerque a la reja que separa la casa, oficina o departamento de la calle, para que un grupo de delincuentes lo aborden con violencia y le quiten su vehículo.

Ante la connotación pública del hecho es que el Gobierno decidió presentar este proyecto que cambia el tratamiento de las penas de los delitos de robo y receptación de vehículos motorizados o de los bienes que se encuentran al interior de estos.

El Mandatario, junto con resumir lo que ha hecho su Gobierno en esta materia, como dotar de más vehículos a Carabineros, poner en ejecución su plan Stop y convocar una mesa de trabajo antidelincuencia, anunció que con este proyecto se endurecerán las penas para quienes cometan este tipo de delitos.