Respecto a las postulación que podrán realizar al menos 100 familias en el marco del subsidio del Programa de Protección de Patrimonio Familiar (PPPF) donde serán beneficiadas con el recambio de sus techumbres de asbesto, ya se señalan los primeros problemas que podría traer.

El diputado ecologista por el distrito 20, Félix González, valoró el anuncio de inicio de postulaciones al subsidio del Programa de Protección de Patrimonio Familiar que permitirá a cerca de cien familias de San Pedro de la Paz cambiar las techumbres de asbesto de sus viviendas.

No obstante, el parlamentario sostuvo que “quisiera advertir al municipio y al Servicio de Salud Concepción que este retiro no puede realizarse, sino desalojando totalmente el sector, confinándolo y siguiendo estrictamente los protocolos de procedimiento que establece el Instituto de Salud Pública (ISP)”.

Lo anterior, debido a que este material es altamente peligroso y su inhalación trae como consecuencia casi ineludible graves enfermedades en el sistema respiratorio.

“El retiro de estas planchas incluirá inevitablemente el quiebre y destrucción del material, por lo que se volatilizará y se debe proteger a los habitantes de esas viviendas, a los trabajadores, que deben contar con equipamiento y capacitación para que no se vean afectados. Así también se debe confinar el lugar para impedir que el viento lleve el material particulado respirable hacia los vecinos”, argumentó González.

Finalmente, el representante de la Región del Biobío resaltó que hace de inmediato esta advertencia “con el fin de proteger la salud de las personas y considerando que luego de la inhalación de asbesto ya nada se puede hacer para revertirlo”.