El video, que fue captado en un Burger King de Wilmington, en Delaware (EEUU), se hizo viral tras publicarse el jueves en Facebook.

Luego de esto, la Oficina de Protección de Alimentos de la División de Salud Pública (OFP) recibió una queja junto con el video al día siguiente.

Los inspectores de OFP respondieron haciendo una inspección el el local. Producto de esto, ordenaron que el sitio fuera cerrado inmediatamente debido a condiciones insalubres.

VIDEO:

Durante la inspección, se encontraron excrementos de ratón dentro de hamburguesas y sándwich de pollo, en el piso, cerca del calentador de agua, cerca de las cajas de refrescos y detrás de las freidoras. El inspector también encontró plástico que parecía ser masticado por ratones, un techo con goteras en la cocina y moscas.

En una declaración la empresa señalo “La seguridad e higiene de los alimentos es siempre una prioridad para nosotros. El franquiciado, ha tomado las medidas apropiadas para abordar el problema y prevenir esto en el futuro”. Además agrego “Podemos confirmar que el restaurante se volvió a abrir después de pasar una inspección de salud el lunes “.

Compartir