El concurso de belleza Miss América, a 100 años de su creación, se desprende de los aspectos más machistas.

Miss América anunció que abandonaría los bikinis y se convertiría en una “competencia”, en lugar de un desfile. “Ya no juzgaremos a nuestras candidatas por su apariencia física externa”, anunció Gretchen Carlson, presidenta de la junta directiva de Miss América y ex Miss América (1989). En Twitter, la organización publicó un breve video de un bikini blanco desapareciendo en una nube de humo con el hashtag #byebyebikini.

En lugar del desfile del bikini, las concursantes de Miss America 2.0, como se llamará al espectáculo, “Tendrá que interactuar en vivo con los jueces, donde destacará sus logros y metas en la vida y cómo ella usará su talento, pasión y ambición para realizar el trabajo de Miss América “. La antigua competencia de trajes de noche, en la que los concursantes desfilaban “atrevidos” vestidos de noche, se cambiará por un evento en el que las concursantes vestirán un atuendo de día a su elección.

La revolución femenina se ha manifestado contra los abusos, diferencias salariales, entre otros reclamos en favor de la igualdad de géneros. Miss America con estos cambios quiere decir que entendió el mensaje.