Ya llegó la lluvia y rápidamente solemos escondernos en nuestros hogares, sin embargo hay otros que también sufren con el exceso de agua y sí, son nuestros vehículos y es que entre tanta poza, inundaciones y barro, los autos terminan por sufrir ciertos desperfectos, por eso es necesario también prepararlos para estas circunstancias.

Y aquí van 7 preguntas relacionadas al invierno y los autos que León Servicio Automotriz elaboró para solucionar los eventuales problemas de la temporada:

 ¿Es posible que las hojas caídas en el otoño puedan impedir un buen funcionamiento de los filtros de aire o la ventilación?

Aunque las probabilidades son bajas, puede pasar que alguna hoja o ramita ingrese por el capot y tape alguno de los puntos donde el auto inyecta o succiona el aire. Aunque la probabilidad es mínima, siempre es bueno revisar, sobre todo la rejilla delantera, ya que es ahí donde el aire frontal refrigera y si el aire no puede entrar aire, el motor no se va a refrigerar.

¿Y al sistema de Aire Acondicionado es necesario efectuarle un chequeo?
Si bien el aire acondicionado se ocupa más en verano, en los meses fríos es recomendable, al menos una vez a la semana darle un uso para que el compresor y el gas, se muevan y no se queden tres o cuatro meses sin uso y se dañe.

Las “Plumillas” ¿Es necesario cambiarlas cada temporada?
Las plumillas como son una goma, un grafito, se queman y se endurecen al sol durante el verano, antes de comenzar las lluvias hay que revisarlas, ver si están flexibles y si limpian de buena forma. Siempre es bueno unas dos veces a la semana limpiar el parabrisas con las plumillas justamente para que siempre se mantenga flexible la goma y así extenderá su vida útil.

Neumáticos. ¿Hay neumáticos específicos según las superficies, cemento, barro o piedras?
Efectivamente, cada neumático tiene un propósito, hay de ciudad, mixtos, fuera de carretera, MT (terreno barro). En ciudad son recomendables los mixtos que sirven tanto para el invierno (para la lluvia y que tienen un diseño para evitar el acuaplaneo) como para el verano. Siempre los neumáticos deben ser revisados, no sirve de nada tener un auto con suspensión nueva, el cambio de aceite impecable, los frenos nuevos, si el neumático al momento de adherirse, no lo hace. Es importante que los neumáticos no tengan menos de 4 milímetros de profundidad, porque pierde su capacidad de flexión no va a frenar bien, no va a doblar bien y no va a traccionar bien, así que esto es un punto de los más importantes para enfrentar la lluvia.

¿Es verdad que una de las “panes” más comunes en invierno es la batería?
Así es, la batería es una carga de un ácido alcalino que almacena la capacidad de arranque para el día siguiente y esa capacidad va en directa relación con la temperatura, en un día muy frío, la batería tiene menos capacidad de arranque que en un día más cálido. Las baterías tienen unas mediciones específicas, que se testean con instrumentos especializados y es realmente necesario revisarlas antes del invierno.

¿Para los meses fríos es necesario aplicar un aceite especial o anticongelante?
El anticongelante tiene una cualidad muy importante, más allá de refrigerar el motor, evita que se congele, ¿qué significa? que si en la mañana le voy a dar partida al auto después de una noche muy helada, esto se va a transformar en agua o en hielo y me va a romper el motor, por esto es muy importante que el auto trabaje con anticongelante, este tiene su punto de ebullición es más alto que el agua y su punto de congelarse es más bajo, así que esto lo debes chequear.

Por último ¿Las luces son otro punto a considerar?
Es sumamente importante revisarlas, ya que en los meses fríos y con el cambio de horario, tenemos más tiempo de exposición con las luces, por esto hay que tenerlas en buen estado, tanto las delanteras como las traseras y las de freno.

Compartir