Un vuelo de terror se vivieron los pasajeros del vuelo comercial de Shichuan Airlines, luego que un avión perdiera su parabrisa a nada menos que 32 mil pies de altura.

La emergencia llevó a que uno de los pilotos debiera aterrizar de emergencia, mientras su compañero comenzara a ser succionado por la ventana.

Afortunadamente todo salió bien y el hombre resultó con lesiones leves, al igual que otro pasajero, acá parte de lo ocurrido con la emergencia. Cabe destacar que el avión iba con 119 pasajeros.