El director médico del Hospital Clínico de Mutual de Seguridad CChC, doctor César Cárcamo junto al jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de Grandes Quemados, dr. Alberto Muñoz, entregaron el siguiente parte médico de la paciente Camila Andrea Pérez Moya, de 23 años, quien resultó herida de gravedad por la explosión ocurrida en el Sanatorio Alemán de Concepción el pasado 21 de abril de 2018. Cabe recordar que la joven se desempeñaba como trabajadora de la cafetería Starbucks, ubicada dentro de la clínica.

“Actualmente ha mejorado significativamente su salud, tanto así que este viernes 11/05, fue retirado el respirador mecánico constituyéndose un gran hito en su recuperación. Está respirando por sus propios medios y se ha podido comunicar con su familia”, indica el parte.

El comunicado añade que “sus operaciones han sido exitosas, se logró controlar la infección, los injertos de cara y muslo están evolucionando satisfactoriamente. Se estima que va a requiere de 10 días más para sanar otras zonas quemadas en su cuerpo”.

Cada día que transcurre en la UCI, su riesgo vital ha ido disminuyendo y se espera que dentro de las próximas semanas se resolverá la fase aguda de su trauma en la unidad de quemados.