Marcelo Lagos (46), quien era buscado por la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Los Ángeles como el principal sospechoso del femicidio de Berta Vargas (54), su pareja, tras ultimarla de un balazo en el rostro.

El jefe de la BH angelina, comisario Rodrigo Quiroz, expuso que “el sujeto optó por entregarse en nuestra unidad, confiesa el delito de femicidio, y así mismo da cuenta que esto se configuró en el contexto de bebidas alcohólicas motivado por los celos”.

Añadió que “la investigación, hasta em momento, da cuenta de un patrón de violencia intrafamiliar mutuo”.

Lagos, quien tenía un hijo en común con la víctima, posee antecedented policiales por homicidio desde el 2009.