Este jueves, Miguel Díaz-Canel asumió como nuevo Presidente de Cuba tras ser elegido por la Asamblea Nacional como sucesor de Raúl Castro.

Díaz-Canel se comprometió a continuar tanto con la revolución de sus antecesores como con la actualización del modelo económico que inició su antecesor.

“El mandato dado por el pueblo a esta legislatura es dar continuidad a la revolución cubana en un momento histórico crucial, que estará marcado por todo lo que debemos avanzar en la actualización del modelo económico”, dijo en su primer discurso como gobernante ante la Asamblea Nacional.