Con la presencia de diversas autoridades locales, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) inauguró la decimosexta versión de la Feria Inmobiliaria Finco, en SurActivo.
 
Más de 70 expositores darán vida a esta muestra que se consolida como la vitrina de proyectos habitacionales más grande del país, ya que no sólo reúne a casi la totalidad de la oferta inmobiliaria del Gran Concepción, 7.000 viviendas en exposición, sino que además congrega a la demanda. 
 
Durante sus cuatro días de exhibición Finco ofrecerá la posibilidad de conocer todas las tendencias del mercado inmobiliario, el ciclo de venta de una vivienda y las diversas formas de financiamiento existentes. Además esta versión contará con la presencia de importantes marcas de empresas proveedoras y de servicios del sector construcción.
 
El presidente en ejercicio de la CChC Concepción, Julio Benito destacó el fuerte compromiso que las empresas socias de la institución y expositoras de esta muestra, han asumido al fomentar las condiciones para impulsar la actividad, “fortaleciendo su cartera de proyectos, lo que contribuye de manera sustantiva, al desarrollo de nuevos barrios y entornos urbanos”.
 
Benito destacó asimismo el volumen de inversión involucrado en cada una de las iniciativas expuestas. En efecto, en los siguientes tres días se ofrecerán 107 proyectos que equivalen a una inversión cercana a los US$ 700 millones, considerando el valor de comercialización de los inmuebles.
 
En este contexto, la actividad ferial busca impulsar un repunte de las ventas inmobiliarias, que durante los dos primeros meses de 2018, registraron un alza anual de 13%. 
 
Entorno urbano de calidad
 
Para Benito el desafío del sector debe estar centrado en construir ciudades más integradas, sostenibles y competitivas, “lo que resulta fundamental si se toma en cuenta que Chile está entre los 20 países más urbanizados del mundo: 9 de cada 10 chilenos viven en ciudades”. 
 
Por lo mismo, profundizó, que es necesario formular una política habitacional que, entre otras posibilidades, permita a los jóvenes arrendar una vivienda mientras decide en qué lugar arraigarse y a las familias ya consolidadas vender la que obtuvieron con un subsidio para adquirir otra mejor. Es decir “una política habitacional centrada en las necesidades de las personas y en su calidad de vida, lo que va indisolublemente ligado no solo con la materialidad de las viviendas sino con las condiciones del entorno”, indicó el dirigente. 
 
De acuerdo a la CChC, hoy las ciudades tienen grandes brechas por cerrar como son la planificación urbana integrada, la calidad del sistema de transporte y la creación de nuevos espacios públicos.
 
En materia económica
 
El sector inmobiliario es uno de los principales motores del rubro de la construcción y de la economía nacional y desde esta perspectiva, Benito valoró esta iniciativa como un elemento revitalizador para la industria.
 
Como consecuencia de la caída de 1,8% de la inversión anual en construcción registrada en 2017, el sector anotó tres años consecutivos con números rojos, siendo este último año el peor. No obstante, para 2018 se vislumbra un escenario más positivo.
 
De acuerdo con el informe Macroeconomía y Construcción que elabora el gremio, este año la inversión sectorial registraría un crecimiento de 2,4% anual, dado principalmente por una menor base de comparación y un alza de la inversión tanto en infraestructura como habitacional.
 
Según Benito las cifras también son algo más auspiciosas respecto del desempleo en el sector, ya que en 2018 promediaría 9,3%, cifra que el año pasado llegó a 9,8%, debido a la escasa renovación de proyectos y a la baja actividad inmobiliaria privada.
 
Más allá de los datos específicos, indicó Benito, “estimamos que un factor clave para mejorar la inversión global de la economía –y, por ende, en construcción– es el fortalecimiento de los consensos básicos respecto de la estrategia de desarrollo que debe seguir nuestro país en los próximos años”.
 
El presidente de la CChC en Concepción concluyó señalando que es necesario que el crecimiento económico vuelva a estar en el centro de la gestión política, “no solo en beneficio de los sectores productivos, sino como condición necesaria para el cumplimiento de las demandas y las expectativas de las personas”.
Compartir