Cada vez quedan menos días para que venza el plazo que tiene Lotería para cancelar el premio de $2.400 millones que aún no ha sido pagado a ningún ganador, pese a que en los registros consta que hubo un afortunado en la comuna de Los Ángeles. Desde allí viajó a Concepción Javier Zapata, quien asegura ser el legítimo poseedor del cartón premiado, con la esperanza de que pueda probar que un viejo y destruido boleto que encontró en la basura sea el documento necesario para cobrar la enorme fortuna.

En medio de una gran expectación periodística desde la capital penquista, que incluyó transmisión en vivo desde los matinales de TVN y Canal 13, Javier ingresó hasta una notaría de Concepción en compañía de un abogado, con la esperanza de poder realizar peritajes al cartón, luego de la orden entregada por Lotería. De esta forma, quedará una constancia de cómo se encuentra el boleto, antes de que quede a disposición de la empresa.

Cabe señalar que el hombre se presentó en la agencia de Los Ángeles para reclamar su dinero, sin embargo, la organización le indicó que existían dudas sobre la procedencia del cartón, ya que en lo que queda de su estructura, no se aprecia su número de serie.

Según dijo Zapata, “me siento seguro de ser el ganador. Nadie más se presentó. A la notaría van a venir los peritos, aunque aún no tengo certeza de cuánto es lo que se van a demorar. Van a tener que hacerle una reconstitución al cartón”.

Por su parte, su abogado indicó que “el cartón, con su sola presentación no acredita que él sea el ganador. Tiene dañado el código de barras, el número de cartón y levemente los números. Pero no es suficiente para pagarlo. Ellos necesitan hacer una serie de exámenes del cartón. Ellos necesitan hacer una serie de exámenes del cartón. Supongo que lo van a hacer entidades independientes, por eso nosotros debemos fiscalizar este proceso de evaluación del cartón para pedir, eventualmente, una contra pericia”.

El profesional añadió que “este es el cartón , porque Javier hace mucho tiempo compra sus boletos en la agencia que vendió el cartón ganador. Esto es muy importante porque a la agencia ya le pagaron alrededor de 50 millones de pesos, que es el 2% que les corresponde a la entidad que vende el boleto. Creemos que si Lotería ya le pagó la agencia, es de esperar que también se le pague a Javier (…) El mismo dueño de la agencia puede dar fe que él compra ahí, junto a una serie de testigos”.