El volante de Huachipato, César Valenzuela, vive un momento familiar complicado. Su hijo Joaquín Hernán, de apenas un mes de vida, está sufriendo un complicado estado de salud.

Tanto desde el entorno del futbolista, como del club acerero, han sido hemérticos con la información, pero se trataría de problemas pulmonares que lo tienen internado en estado reservado.

Ante tal situación, la escuadra de Huachipato solicitó una cadena de oración este miércoles a las 21 horas, para así pedir por la pronta recuperación del menor.

Compañeros del volante, como el arquero boliviano, Carlos Lampe, solicitaron el apoyo.